Coronavirus

Tips para ahorrar durante la crisis de Coronavirus

Equipo Credibol
Escrito por Equipo Credibol 01.04.2020 4 min de lectura
Tips para ahorrar durante la crisis de Coronavirus

Ante la pandemia que estamos viviendo, el miedo a la infección no es el único problema que preocupa a todas las personas; con la llegada de las cuarentenas voluntarias u obligatorias, la paralización en las actividades económicas trae consigo una disminución de ingresos que perjudica al estilo de vida de todas las familias.

En el momento de recluirse en casa, el estilo de vida y gasto cambia, el dinero empieza a hacer usado de forma distinta y puede empezar a rendir menos. Por ello, te dejamos los siguientes tips para que puedas gastar menos y aprovechar al máximo los recursos que tienes a la mano.

Revisa tu fondo de ahorro

Un fondo de ahorro es una cantidad de tu sueldo que ahorras de manera constante para cubrir o resolver cualquier imprevisto que aparezca. Ya sea en caso de desempleo, urgencia médica o crisis pandémica como Covid-19, el fondo de ahorro te permite seguir a flote sin la necesidad de endeudarte.

Con la actual disminución en las actividades económicas debido al Coronavirus, se debe examinar cuánto es a lo que asciende nuestro fondo de ahorro. La sugerencia de los expertos es que éste debe estar constituido de entre 3 a 6 meses de tu sueldo, ya que con ello se dispondrá a pagar lo básico como renta, alimentos, deudas y servicios.

Una visualización exacta de tu monto a gastar hará que puedas planear de mejor manera los gastos que puedes suprimir por el momento.

Evita compras de pánico

La situación de pandemia ha producido en muchas personas la idea de angustia y temor ante el posible desabasto de los productos básicos para vivir. Por ello, hemos visto anaqueles vacíos. Productos enlatados y papel higiénico es lo que aparece primero en la lista de compras.

Las compras de pánico además de crear un exceso de productos en nuestra casa, impacta en nuestros ahorros de manera importante. Si tenemos en cuenta que la tasa de mortalidad de Covid-19 no es alta y que puede ser controlada con la correcta aplicación de las medidas de prevención, no es necesario realizar estas compras que desestabilizan nuestras cuentas bancarias. Por eso, compra lo necesario para el momento y evita caer en la sensación de pánico.

No contraigas nuevas deudas

Al haber una parálisis parcial de la economía, es normal que empiecen a salir ofertas y promociones sobre muchos productos. Cuando se está encerrado en la casa, la ansiedad puede empezar a inundar nuestras vidas y se trata de calmar de diferentes formas, una de ellas, comprando.

Ante la crisis, las personas deben saber controlar sus emociones y no comprar cosas innecesarias. No está de más recordar que los créditos no son una extensión del dinero que tenemos, sino un préstamo que contiene intereses y que eventualmente tendremos que pagar. Aún no se sabe cuánto tiempo durará la crisis, por lo cual, contraer nuevas deudas sólo hará que nuestros ahorros se vacíen más rápido y entremos en un problema de solvencia.

Ahorra en el propio hogar

Pasar demasiado tiempo en casa es sinónimo de un gasto mayor de servicios. Es muy probable que durante las semanas que pasemos en cuarentena suba el consumo de gas, agua, electricidad y hasta calefacción. Por ende puedes intentar lo siguiente:

  • Toma duchas cortas.
  • Apaga las luces que no ocupes.
  • Trata de cocinar pocas veces al día para ahorrar gas.
  • Aprovecha la luz natural para hacer tus actividades, no esperes a que obscurezca.
  • No pases todo el día en la computadora o televisión, diversifica tus actividades.
  • Si tienes aire acondicionado, intenta prenderlo sólo cuando sea necesario.

Sigue ahorrando

Este tip es sencillo y claro, si sigues teniendo una fuente de ingreso, sigue ahorrando. El hecho de reducir gastos para poder afrontar nuevos posibles retos económicos por el Covid-19, no implica que te olvides de seguir destinando una parte de tu sueldo al ahorro.

En la misma línea, tampoco es recomendable que empieces a deshacerte de tus cosas o inversiones. Si bien los efectos de la crisis pintan de mala manera, no vendas tus cosas, eso sólo hará que el precio de venta sea muy bajo y pueda crecer un sentimiento de arrepentimiento.