Regístrate para continuar leyendo
Registrarse Ahora
Empresas

Formas de financiamiento para las PyMe´s

Francisco S. Camacho Nares
Escrito por Francisco S. Camacho Nares 02.03.2020 7 min de lectura
Formas de financiamiento para las PyMe´s

El apalancamiento siempre es una opción para administrar a la empresa, aunque tiene como contrapeso la adición de riesgo en la liquidez. Sin embargo, si el crédito es utilizado apropiadamente, por supuesto que puede traer beneficios al desarrollo de la empresa. El resultado depende directamente del tipo de mecanismo de financiamiento, el plan de negocios de la compañía y una fuerza laboral que permita dar respuesta a los retos que estas conllevan. No olvidemos que todas las empresas tienen como objetivo generar riqueza a través de servicios o la generación o transformación de bienes.

Para comenzar sólo se necesitan dos cosas: ideas y algo de capital. En algunos casos se necesitará un local para instalarse, en otros materias primas, equipos para producir y personal; sin embargo, todo esto implica recursos financieros. Ninguna empresa puede abrirse sin un mínimo de capital inicial y algo de capital de trabajo. Los recursos humanos, materiales y tecnológicos son importantes e imprescindibles, pero sin dinero o con poca capacidad para generarlo la empresa está destinada al ocio y subordinada a los caprichos del mercado. Por esta necesidad, el desafío consiste en tomar las riendas de los flujos de los compromisos financieros a través de planeación crediticia y administración de los pasivos para encontrar el resultado óptimo; la solución la ofrecen los Sistemas Financieros que brindan recursos a diferentes tipo de empresas.

El crédito sirve para cubrir las necesidades de liquidez y estimular el crecimiento de la empresa. El tipo de crédito depende del tipo de negocio así como de sus ciclos económicos internos, es decir sus necesidades financieras. Es importante considerar los riesgos adyacentes que es donde actualmente el actuario ha ganado otro espacio de presencia.

Ejemplos de compañías en desarrollo son “Las Pequeñas y Medianas Empresas” o PyME's quienes forman el motor de múltiples economías y un nicho de oportunidad para diferentes sectores. Estas empresas, en su batalla constante por generar riqueza incrementando sus niveles de eficiencia y reduciendo el costo, se desangran tratando de responder la siguiente pregunta:

¿De dónde vamos a sacar más recursos?

Pues existen dos alternativas de financiamiento:

  • el interno que es el dinero proveniente de los accionistas; el capital y
  • el externo, cuando se endeuda la empresa; el apalancamiento.

Financiamiento Interno:

Una forma de financiamiento interno sería la venta de acciones, otra, la constitución de empresas con capital de los socios que funcionan como células de la empresa matriz, su trabajo consiste en la intermediación de tal manera que las pequeñas, con el tiempo, sustituyan a la mayor, la diferencia estriba que se trabaja con ramificaciones sin poner en riesgo el capital constituido en la empresa matriz y en algunos casos obtener beneficios fiscales. Una más, pero que puede ser debatida si entra dentro de la categoría de financiamiento interna, es fusionarse con otra empresa para consolidar la posición en el mercado.

Financiamiento Externo:

Los Bancos serán una buena alternativa siempre y cuando el destino del crédito sea para capital de trabajo, la adquisición de maquinaria o activo fijo, recordemos que el negocio bancario es la liquidez, jamás podrá ser la adquisición de bienes, por lo que los requisitos básicamente consistirán de una garantía ya sea una obligación solidaria o un bien inmueble con un aforo o capacidad de dos a uno, es decir, presentar a la Institución de Crédito que se cuenta con un bien inmueble valuado en, al menos, el doble de lo que se desea obtener. La banca tradicional, difícilmente presta dinero a corto plazo a empresas con mucha liquidez, como son agencias de viajes, hoteles, restaurantes, abarroteras, etc. Su foco es prestar dinero para la adquisición de activo fijo: ampliaciones del negocio, mejoras del local, etc. Otro requisito importante es que el adquirente tenga un buen historial crediticio así como experiencia en el manejo de créditos.

Créditos Revolventes

En créditos comerciales sobre todo bancarios, encontramos los revolventes que funcionan como una tarjeta de crédito, donde los intereses son cargados de acuerdo a las disposiciones de dinero efectuadas y al tiempo en que éste tarda en pagarse, este tipo de crédito es utilizado para aprovechar los descuentos por pronto pago y también para financiar otras operaciones contenidas en el capital de trabajo. Por ejemplo, en el ramo de la construcción las pequeñas empresas tienen un período de cobranza muy largo, pero necesita liquidez para realizar el pago de sueldos semanales.

Créditos por ciclo operativo

Destinados a entidades con poca experiencia crediticia que se basan en disposiciones que pueden ser de 30, 60 y 90 días, que permiten compaginar el apalancamiento con el ciclo operativo de erogaciones de la compañía.

Línea de crédito

Donde una entidad financiera otorga el préstamo y se va liquidando sobre saldos insolutos que generalmente tiene un tiempo de maduración máxima de 36 meses. En general, los créditos a corto plazo se otorgan de acuerdo al flujo de las ventas, ya que al generar flujo de efectivo es fácil cubrir las obligaciones contraídas en un crédito revolvente, mientras que los créditos a largo plazo serán conforme a las utilidades que se presenten en el ejercicio.

Cajas populares

Las cajas populares son instituciones de ahorro y financiamiento, adoptan la figura de una sociedad cooperativa, formadas por personas conocidas del mismo gremio que ponen en común pequeñas cantidades para constituir un fondo del que prestan a sus socios. Sin complicaciones administrativas, reciben los recursos que necesitan, sin más garantía que la promesa de cumplimiento. Debido a la falta de garantías, regulación y vigilancia, se han tornado un sin número de fraudes afectando a los que tienen menores recursos, por ende ahuyentando a las empresas que no desean este tipo de financiamiento para sus proyectos.

Banca de Desarrollo

Dependiendo de la naturaleza de la PyMe, en ocasiones la banca privada no es la respuesta a sus problemas ya que difícilmente otorga crédito a empresas nuevas o proyectos que no sean de expansión. Para este tipo, existe la banca de desarrollo que está dedicada a otorgar financiamiento a proyectos que tengan un impacto al apoyo de las empresas. Las PyME´s tienen mucho por hacer y muchas decisiones que tomar en el ámbito crediticio. Sin embargo, no son sino los dueños del capital quienes deben hacer más laxa la forma de otorgar créditos. Muchos dueños de empresas usan su tarjeta de crédito personal para financiar sus negocios, esto es muy caro, ni se hable de los microempresarios que están cruzados de brazos. Si no se cuenta con buen expediente crediticio, información financiera viable, garantía y una propuesta de reciprocidad que genere negocio al prestador, la opción de crédito no existe. La flexibilidad y el compromiso es la respuesta, flexibilidad de los prestadores de dinero y compromiso de los que piden prestado, la apología es que la cartera vencida va en aumento, pero el problema real es que no hay créditos y si los hay es difícil conseguirlos. Las pequeñas empresas son motor de la economía de cualquier país, la participación de todos los sectores incluido el Gobierno, permitirían reducir las garantías, burocracia y aforo necesario para el otorgamiento de créditos para las pequeñas y medianas empresas

Regístrate para continuar leyendo

¿Tienes un negocio?