Regístrate para continuar leyendo
Registrarse Ahora
Fiscal

¿Qué son los bienes mancomunados?

Javier Camarena
Escrito por Javier Camarena 29.06.2020 4 min de lectura
¿Qué son los bienes mancomunados?

A la hora de enlazar la vida con tu pareja, es importante planear todos los aspectos que harán que todo fluya de la mejor manera y, sin duda, el tema del dinero y los bienes es uno de los temas primordiales a tocar ante de dar el gran paso.

Cifras del INEGI muestran que los divorcios en México aumentan cada año, por lo que, aunque estemos seguros que nada puede salir mal, es notoria la necesidad de establecer acuerdos para no quedar con pocos recursos o una enorme frustración al final del camino.

Por lo anterior, es importante conocer las opciones que tenemos para administrar nuestros bienes a la hora de contraer matrimonio. Revisa de qué se tratan los bienes mancomunados y separados.

Diferencia entre bienes mancomunados y separados

A la hora de firmar el contrato de matrimonio, puedes establecer cómo quedará estipulado el régimen patrimonial o la administración de los bienes.

Bienes mancomunados

Es también llamado sociedad conyugal y estipula que después de día del matrimonio, todos los bienes que se adquiera serán propiedad de ambos cónyuges, es decir, 50 y 50 porciento.

Es decir, cuando alguno de los implicados compre muebles o algún coche, estos son, inmediatamente, propiedad de ambos. Asimismo, si una de las personas contrae una deuda, esta pasará a ser responsabilidad de los dos.

Sin embargo, en el caso de propiedades o bienes adquiridos antes del matrimonio, cada uno de los cónyuges puede disponer de ellos sin permiso del otro, siempre y cuando lo estipulen dentro del contrato matrimonial.

Tampoco las deudas adquiridas antes del matrimonio pueden ser compartidas después de casarse, por lo cual, sólo quien la contrajo estará obligado a pagarla y en dado caso de incumplimiento, no podrán confiscar propiedades de la pareja.

En el tema de herencias, si alguno de los cónyuges recibe una herencia dentro del matrimonio, la ley establece que no se debe compartir y que sólo pertenece al beneficiario.

Bienes separados

En este régimen, todos los bienes que se adquieran después antes y después del matrimonio, serán propiedad de quien los compro, así de simple.

Asimismo, el tema de deudas no es compartido, así pues, si la pareja contrae una responsabilidad financiera, sólo será su problema.

Aquí, respecto al tema de herencias, si alguno de los dos recibe bienes de algún familiar, no estará obligado a proporcionar nada (igual que en bienes mancomunados). Bajo esta línea, en caso de que fallezca alguno de los cónyuges, la pareja puede reclamar los recursos si así se estipuló en el contrato matrimonial.

¿En cuál régimen conviene casarse?

Si todavía tú y tu pareja no deciden bajo qué régimen patrimonial contraer matrimonio, es necesario que revisen a fondo lo que cada una ofrece y qué les conviene más según sus metas y forma de vida.

Podemos nombrar las ventajas más importantes de cada régimen de repartición de bienes.

Bienes separados

  • Cada uno administra sus bienes como según le convenga.
  • Que los bienes estén separados no implica que no se puedan compartir.
  • En caso de fraude o deuda por parte de un cónyuge, la pareja no está obligada a nada.
  • Se pueden recibir los bienes del cónyuge tras su muerte, si se establece en el contrato matrimonial.

Bienes mancomunados

  • En caso de muerte de alguno de los cónyuges, los bienes pasan a su pareja aun sin acuerdos previos de testamento.
  • Es posible unir créditos (como Infonavit) con la pareja para poder acceder más fácil a mejores viviendas u otros bienes.
  • Si existe alguna separación, no te quedas sin nada, puedes tener el 50% de lo adquirido durante el matrimonio.
  • Puede establecer un sentimiento de unión en algunas parejas.

Regístrate para continuar leyendo

¿Tienes un negocio?