Regístrate para continuar leyendo
Registrarse Ahora
Créditos

¿Qué es el saldo insoluto?

Equipo Credibol
Escrito por Equipo Credibol 01.05.2020 4 min de lectura
¿Qué es el saldo insoluto?

El saldo insoluto hace referencia a la parte del préstamo o crédito que todavía te falta por pagar. Cada mes que recibes tu estado de cuenta, este saldo debe ser menor si tus pagos han sido correctos.

Cuando acudes a una institución a pedir un préstamo o un crédito, lo normal será que se te presente la tabla de amortización en donde podrás observar de manera puntual lo que vas a pagar y en qué periodo. Recordemos que un préstamo funciona usando dos elementos: capital e intereses. El capital es la cantidad que se solicita y los intereses el costo que tendrá ese dinero. Ambas, se tendrán que pagar en un periodo de tiempo determinado, ya que de no ser así, existirán multas y recargos que se traducen en una deuda más elevada.

Interés sobre saldo insoluto

El saldo insoluto y los intereses están intimidante relacionados, ya que el cálculo del segundo dependerá de la cantidad del primero. Es decir, mientras pagas tu deuda, el saldo insoluto se va reduciendo y las instituciones financieras sacan los intereses de esa nueva cifra de cada mes. Con ello, al inicio de tu préstamo se verá un pago mayor de intereses que se irán reduciendo conforme avanzas de manera puntual con el pago de éste.

Para lo anterior, es fundamental conocer cómo funciona la entidad financiera a la que acudes, ya que no todas trabajan sobre la base de intereses sobre saldo insoluto, sino que existe la posibilidad de calcular estos sobre la deuda original, lo que, claro, hará que los intereses sean fijos y siempre mayores.

Asimismo, tenemos que revisar que la institución dé la oportunidad de adelantar pagos, ya que si en algún momento tenemos una entrada de capital extra, podremos reducir nuestra deuda de capital y hacer así que los intereses bajen más rápidamente. No todas las empresas cuentan con la opción de hacerlo sin comisiones, así que hay que hallar la que más nos convenga.

A continuación, se pone un ejemplo:

  • Capital: 100,000
  • Periodo: 5
  • Amortización = 100,000/5 = 20,000
  • Tasa de interés: 3%

Como vemos, la tasa de interés es la misma, pero al ser calculada con base en el saldo insoluto, se reduce significativamente hacia el final de los pagos.

Recuerda que los retrasos en los pagos, hará que los intereses suban y ocasionará que tu economía se desequilibre por completo.

La importancia de pagar a tiempo

Estar al corriente con nuestros pagos siempre será un beneficio para nosotros. Frente a una entidad financiera, nuestra única carta de presentación es nuestro comportamiento crediticio, así que estar siempre al tanto de la responsabilidad que contraemos, nos puede traer muchos beneficios.

Pagar a tiempo no sólo implica evitar los recargos o multas que se traducen en posibles problemas financieros y de estrés, sino que al estar al corriente con nuestros deberes nos puede otorgar:

  • Tener un buen historial crediticio.
  • Aumento en nuestra línea de crédito.
  • Una tasa de interés moderada.
  • Invitaciones a planes y programas exclusivos.

Asimismo, para lograr ser un buen pagador, se debe crear un hábito, siempre con la meta de no caer en vicios financieros. Para ello, puedes seguir los siguientes consejos:

  • No pagar el mínimo.
  • Crear un cronograma de pago para evitar retrasos.
  • Si tienes un dinero extra, úsalo para reducir la deuda.
  • No excedas la línea de crédito.
  • Cuenta con ahorros en caso de emergencias.

Tener un crédito sano te abrirá muchas puertas en el futuro que quieras obtener una casa, un coche o un negocio.

Regístrate para continuar leyendo

¿Tienes un negocio?