Regístrate para continuar leyendo
Registrarse Ahora
Créditos

¿Qué es el Interés devengado?

Equipo Credibol
Escrito por Equipo Credibol 28.05.2020 2 min de lectura
¿Qué es el Interés devengado?

La palabra, devengado, puede no ser frecuentemente escuchada, ya que no pertenece al ámbito diario, sin embargo, dentro del terreno contable es común.

El término devengado hace referencia a cualquier variación que se puede tener en cuestión de deudas o cobros en un periodo de tiempo, independientemente si han sido pagadas o cobradas. Es decir, en el momento que hacemos una lista para pagar servicios como luz, agua y renta, estamos devengando esos montos, estamos tomando en cuenta esos pagos sin que hayan pasado todavía.

El principio devengado es una deuda o cobro que todavía no existe pero que afecta a nuestra economía en función de que suceda.

¿A qué denominamos interés devengado?

Cuando aplicamos el término interés devengado, pasamos lo anterior expuesto al ámbito de los créditos. Esto se puede explicar fácilmente con el caso de los préstamos exprés.

Imaginemos que entras a una página y solicitas un préstamo por 2,000 pesos. Al ser procesada tu solicitud te aprueban esa cantidad y te dicen en un plazo de 30 días vas a tener que pagar 2,150 pesos.

El interés devengado será de 150 pesos, es decir, ese dinero ya está en la lista de activos y pasivos para ti y la empresa prestadora. Para ti será un activo pasivo, es decir, lo tendrás que pagar (pero todavía no sucede) y para la empresa un activo pasivo (ganancia de 150 pesos que todavía no sucede).

Entonces, podemos resumir que existen dos tipos de intereses devengados:

  • Activos: Son los que están a favor y se generan por una inversión. Es lo que vas a cobrar.
  • Pasivos: Son los que están en contra o en cargo, son los que debes cubrir, lo que debes pagar.

¿Para qué sirve?

Los intereses devengados, como lo vimos en el ejemplo anterior, sirven para visualizar de forma precisa cuánto pagaremos o cobraremos por un préstamo al finalizar un periodo de tiempo.

Saber esto, nos ayuda a tener un mejor control de nuestras finanzas, ya que podemos ejecutar estrategias de gastos e inversiones con dinero que tendremos o no tendremos en el futuro. Mover dinero que aún no existe es parte esencial del buen manejo de la economía.

Regístrate para continuar leyendo

¿Tienes un negocio?