Regístrate para continuar leyendo
Registrarse Ahora
Ahorro

¿Cómo administrar tu dinero? Tips para que te rinda

Escrito por Equipo Credibol 07.05.2020 7 min de lectura
¿Cómo administrar tu dinero? Tips para que te rinda

A la hora de recibir nuestros ingresos nos enfrentamos al reto de cómo administrar eso que nos costó tanto trabajo ganar. Si no sabemos hacerlo, caeremos en un espiral en que muchos viven: llegar con lo justo al final de la quincena.

Para evitar lo anterior, hay que aprender a gestionar nuestro dinero y esto no es sólo saber cómo gastarlo, sino que también implica tener rendimientos.

Sigue estos tips para que aprendas poco a poco a administrar tu dinero.

  1. Haz un presupuesto Es importante que tengas claros cuáles son tus gastos del mes, para ello, lo mejor será apuntarlos para que así se vuelvan un poco más “tangibles”. Verlos en tu hoja de cálculo, celular o cuaderno, hará que los tengas más presentes en la mente. Recuerda incluir los gastos fijos y sus fechas de pago.

  2. Establece metas y objetivos Una buena manera de gestionar tu ingresos es visualizarte algo que quieras alcanzar. Ya sea una casa, un coche o un viaje, estas ideas serán incentivos para que no gastes más de la cuenta y puedas lograrlas.

  3. Ahorra 10% de tus ingresos Es uno de los tips más básicos pero también de los más eficaces. Poder desprenderte de una pequeña parte de tu dinero mensual para guardarlo te hará crear un pequeño respaldo que puedes usar para imprevistos o aprovechar alguna oferta súper especial. Recuerda que al principio puede no ser fácil, pero con dedicación se puede volver en una costumbre.

  4. No caigas en deudas La tentación de las tarjetas de crédito está en todas partes. Es probable que todos hayamos tenido una o más llamadas para ofrecernos una. Sin embargo, si no tienes la necesidad de endeudarte, no lo hagas. Recuerda que las tarjetas de crédito son intereses que poco a poco pueden drenar tus ingresos.

  5. Paga lo antes posible tus deudas Si caíste en el barco de la deuda, ya sea por necesidad para financiar un negocio, pagar un imprevisto o simplemente comprar un lujito, no te preocupes; lo que ahora tienes que hacer es pagar lo antes posible. Entre más tiempo tengas con esa deuda, más tiempo estarás atado a dar una parte de tus ingresos. Siempre aprovecha alguna ganancia extra para abonar a ese pendiente.

  6. Compara precios Este consejo también es uno de lo más escuchados. A la hora de que necesites comprar algo, no te quedes con la primera opción, intenta buscar precios por diferentes medios, visita varias tiendas, entra a internet. Recuerda que ahorrar hasta un peso puede hacer la diferencia para que puedas alcanzar tus metas.

  7. Evita los gastos hormiga Es inevitable que, cuando salimos, compremos algo que se nos antoje: un dulce, refresco, fritura. Esos pequeños gastos hacen decrecer tu bolsillo.

  8. Busca inversiones Una buena forma de hacer que tu dinero crezca es meterlo en una inversión. Actualmente, existen una gran variedad de alternativas para ello: cuentas de ahorro, fondos de inversión, acciones. Todas ellas enfocadas a la personalidad de cada persona y lo que desean ganar. Investiga y da el paso.

  9. Usa herramientas para gestionar tus ingresos Recuerda poder usar las herramientas que tenemos a la mano. Utiliza apps, hojas de cálculo, calculadoras y demás para poder tener claras tus cuentas y prever tus gastos. Ahora es mucho más fácil tener control sobre tus finanzas.

  10. Sé disciplinado Algo obvio, de nada sirve lo anterior si no lo crees en verdad. Será necesario que de decidas a hacer algunos sacrificios y ser estricto con tu dinero para que puedas ver resultados a mediano y largo plazo.

Calcula tus gastos y deudas

La piedra angular de la administración del dinero es el cálculo de ingresos y egresos, es decir cuánto entra y cuánto sale. En la vida diaria existen dos tipos de egresos: gastos y deudas.

Un gasto es aquel egreso o reducción del ingres que se destina a pagar los gastos fijos, es decir, aquellos para subsistir: renta, alimentos, transporte, luz, gas, agua, etcétera.

Una deuda es una reducción del ingreso que se estipuló con instituciones o personas y que deben ser pagadas mes a mes o generarán intereses: los créditos.

Una vez establecida la definición de cada uno de ellos, lo que sigue es determinar su cálculo.

Ejemplo:

Ingreso total de la persona: $10,000.

El los gastos podemos revisar lo siguiente:

En la tabla, podemos observar que los gastos ascienden a 7,000 pesos mensuales

Después si establecemos que la persona tiene una deuda con el banco donde tiene que pagar $1,000 al mes, podemos hacer la suma: * Gastos: $7,000 * Deuda: $1,000 * Total: $8,000

Lo anterior deja a la persona con 2,000 pesos para ahorrar.

Recuerda que tu capacidad de deuda se calcula: Ingresos mensuales – Gastos fijos x 0.40

Endeudarte más que eso puede traerte complicaciones a la hora de pagar.

Reduce los gastos hormiga

Los gastos hormiga se refieren a aquellos pequeños desembolsos que hacemos a lo largo del mes y que pueden pasar desapercibidos. Estos pueden ser un dulces, antojitos o cualquier cosa que nos parezca de costo insignificante, pero que al hacer la cuenta, puede ser una suma que bien pudimos ahorrar.

Para evitar este tipo de gastos, revisa los siguientes consejos:

  1. Identifícalo El primero paso para cualquier problema es identificarlo. Debes ser consciente de que tienes gastos pequeños al día a día que, como bola de nieve, te hacen perder gran parte de tu dinero.

  2. Haz un plan de gastos Diario o de manera semanal, crea una lista de gastos. Transporte, comida o alguna otra necesidad, ponlas. Una vez hecha, sigue de manera estricta ese plan, nada de dulces o chucherías.

  3. Ahorra los cambios de efectivo Si se te hace fácil gastar los 15 o 20 pesos que te sobran de la bolsa, mejor empieza a no hacerlo y ponlos en alguna alcancía o bote. Verás que al paso de los meses, esos pequeños cambios se pueden convertir en una suma significativa.

  4. Haz cosas tú mismo ¿Para qué pagar si lo puedes hacer tú mismo? Intenta gastar menos en comida fuera de casa, cocínala tú y llévala al trabajo; bolea tú mismo tus zapatos y demás acciones que te harán ahorrar.

  5. Propón una meta Siempre será de gran ayuda tener una meta que alcanzar. Si te decides a comprar algo con lo que ahorres de los gastos hormigas, te será más fácil abstenerte a comprar ese refresco o esas panquecitos.

Usa una cuenta de ahorro

Una cuenta de ahorro es un servicio que te ofrecen los bancos y en donde puedes depositar tu dinero a cambio de recibir rendimientos. Es importante que sepas que los intereses que te ofrecen las instituciones financieras son bajos y no superan la tasa de inflación anual, sin embargo, es mejor que tenerlo estancado.

Entre los beneficios de usar una cuenta de ahorro, están:

  • Es una excelente opción para evitarnos la opción de gastar nuestro dinero.
  • No tienen comisiones de apertura y se pueden abrir con montos pequeños.
  • Tienen un rendimiento anual.
  • Es rápido y fácil de contratar.
  • Puedes disponer de tu dinero cualquier realmente lo necesites.

Adquirir una cuenta de ahorro es una buena opción para ahorrar y administrar mejor tu dinero.

Regístrate para continuar leyendo

¿Tienes un negocio?